EN ES
La oportunidad del fintech está en digitalizar el conocimiento
-

En la actual revolución fintech, las instituciones financieras están preocupadas por digitalizar sus productos. Sin embargo, en lugar de productos deberían digitalizar el conocimiento que poseen, porque éste es su principal activo.

Así lo cree Paolo Sironi, miembro de la IBM Industry Academy y Watson Financial Service, quien ofreció la conferencia “FinTech Innovation. Discussing dollars and sense of knowledge digitization” el pasado 14 de mayo en EGADE Business School Ciudad de México.

Autor del libro Fintech Innovation: From Robo-Advisors to Goal Based Investing and Gamification, Sironi hizo hincapié en la necesidad de ver las tecnofinanzas desde una perspectiva holística: "Podemos dividir el mundo en tres macroáreas: EE. UU., donde normalmente nace la tecnología, Europa, donde hay mucha regulación, y China, donde se innova en modelos de negocio; pero se necesitan estas tres visiones para crear nuevos servicios bancarios digitales que generen un valor real para los consumidores finales".

  • “No se trata de digitalizar productos, sino de digitalizar el conocimiento”, afirmó Paolo Sironi. 

  • El académico destacó que América Latina, y México en particular, están en una posición óptima para la innovación.

América Latina, y México en particular, está en una posición óptima para la innovación, porque, por un lado, tiene instituciones financieras sólidas y, por otro lado, cuenta con una extensa población no bancarizada que todavía no ha ingresado al sistema financiero.

"La digitalización es la oportunidad para hacer dos cosas en México: crear inclusión financiera, facilitando el acceso a la banca mediante pagos digitales y, al mismo tiempo, ayudar a las instituciones a cambiar el enfoque de su modelo de negocio basado en productos hacia uno basado en servicios”, destacó.

El papel de la inteligencia artificial

En los trabajos de divulgación e investigación de Paolo Sironi convergen cuatro áreas: la gestión de cartera, la tecnología digital, la regulación y la psicología de los inversionistas. Paolo Sironi manifestó que en ocasiones no se ha entendido la diferencia entre la psicología del inversionista y la del consumidor. 

“La tecnología digital es una tecnología pull, es decir, impulsada por la demanda, mientras que la mayoría de los servicios bancarios operan en una economía push, lo que significa que esta industria se basa principalmente en la oferta. Dado que lo digital depende de la demanda y la industria financiera está orientada a la oferta, para muchos inversionistas y consumidores resulta más difícil acceder a servicios bancarios digitales que a los tradicionales, aunque la experiencia sea buena y el precio, más barato”, argumentó. 

Haciendo referencia a los avances en inteligencia artificial (IA) y su impacto en las fintech, Sironi afirmó que “en el momento en que la IA sea realmente conversacional, la tecnología digital pasará de ser pull a ser push. Esta es la razón por la cual es tan importante entender cómo usar lo digital a través de la IA para aumentar la capacidad de las personas para tomar decisiones financieras. Ya que no se trata de digitalizar productos, sino de digitalizar el conocimiento”.