EN ES
La economía mexicana seguiría creciendo "a un ritmo moderado" en 2018: Javier Guzmán, subgobernador de Banxico
-

El subgobernador del Banco de México, Javier Guzmán Calafell, anticipó que la economía del país mantendrá un crecimiento moderado en 2018, en una conferencia que ofreció en EGADE Business School, en la Ciudad de México.

Al encuentro con el subgobernador Guzmán Calafell asistieron directivos como Juan Pablo Murra, decano de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Ignacio de la Vega, decano de EGADE Business School, y José Antonio Quesada, director de EGADE Business School en la Ciudad de México, así como profesores y alumnos y exalumnos de la instititución.

El funcionario explicó que la economía mundial encara una serie de riesgos y retos que han afectado en cierto grado las variables económicas del país, como la incertidumbre por las decisiones de política monetaria en economías como la de Estados Unidos, la renegociación del TLCAN y el futuro de la relación del Reino Unido con la Unión Europea.

A continuación, algunas de sus reflexiones sobre el panorama de la política monetaria del país:

“En el caso de la inflación, estamos observando cifras por encima de lo anticipado hasta hace poco. De hecho, la esperada trayectoria descendente de la inflación durante los últimos meses de 2017 no se materializó”.

“En el caso de nuestro país la principal preocupación se deriva del resultado final de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.

“Si bien continúa proyectándose una caída importante de la inflación durante 2018, el panorama para la evolución de los precios durante el año se ha deteriorado”.

“Es probable que el tipo de cambio del peso continúe mostrando volatilidad durante los próximos meses, como resultado, entre otros factores, del proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos, la reforma fiscal en ese país, la evolución de las negociaciones del TLCAN y el proceso electoral de este año en México”.

“Además de los impactos de la depreciación del tipo de cambio y diversos choques de oferta sobre los precios, las acciones del Banco de México han respondido a la tendencia al alza de las tasas de interés en Estados Unidos”.

“Existe la posibilidad de que el escenario que enfrente la economía en los próximos meses implique una volatilidad elevada del tipo de cambio, especialmente durante el primer semestre del año”.

“El Banco de México debe estar preparado para tomar las acciones que correspondan, tan pronto como se requiera”.